Kuny Ogawa: Primer Japonés en la Liga Mexicana

Actualizado: 27 de jul de 2019



Por Horacio Ibarra


Nunca en la historia de la Liga Mexicana de Beisbol se había contado con tres japoneses en los rosters de los equipos como aconteció en este calendario 2019.


Cabe señalar que en este momento ya sólo se encuentra enrolado uno de ellos. Naturalmente hablamos de Yasutomo Kubo, velocista de los Bravos de León, quien encabeza al circuito en ponches con 116, habiendo salido Sho Aranami, jardinero de los Sultanes de Monterrey y el lanzador Takaaki Yokoyama, quien fuera cortado por los Diablos Rojos del México. Kubo ha sacado a flote el prestigio de su país, lo cual nos hace recordar al primer jugador de esta nacionalidad que llegó a participar en la liga de verano.


El primero: Kuny Ogawa


Como simple aficionado, mi amor por los libros de beisbol me condujo hacia el Salón de la Fama aquella mañana del nueve de marzo de 1984. Ahí me presenté con Rafael Domínguez, director del Templo de Inmortales, a quien pregunté si tenía el libro de récords de la Liga Mexicana.


Le comenté que escribía en SuperHit, revista de beisbol, y que lo hacía por gusto, ya que ni conocía a los editores y ellos tampoco tenían una referencia sobre mi persona.


Platicamos un buen rato y al final me invitó a la ceremonia del onceavo aniversario del Templo de Inmortales que iba a celebrarse al día siguiente.

Me comentó que ahí podía platicar con algunos inmortales y exjugadores de épocas pasadas. De igual forma, me dijo que ahí tendría oportunidad de alternar con periodistas y directivos.


De buena gana acepté la invitación. Conseguí permiso en mi trabajo y llegué puntualmente al Recinto de Inmortales a las 12.30 del mediodía. Ahí me presenté con el señor Domínguez; “Todavía no llegan los invitados”, me dijo el directivo de la institución, y me sugirió acudiera al jardín cerveza para disfrutar de la cortesía que se les daba a todas las personas.


La Liga Mexicana había comenzado tres días antes y en la ciudad estaban los Rieleros de Aguascalientes que habían iniciado serie la noche anterior ante los Sultanes.


Para mi sorpresa, ahí en el jardín había varios elementos de los hidrocálidos que estaban de visita. “Es mi oportunidad”, pensé. Yo escribía artículos de fondo de beisbol, pero nunca había platicado con peloteros profesionales, ahora estaba enfrente de ellos y había que aprovechar la oportunidad.


Los jugadores se identificaban por sus chamarras azul con gris y la palabra Rieleros en el antebrazo. Ellos formaban grupos, pero había una persona un poco alejada y hacia allá encaminé mis pasos, tomé una silla y me senté a su lado. El permaneció inmóvil, sin inmutarse. “¿Eres de los Rieleros, le pregunté, vienes con ellos?”.


No hubo respuesta a mis palabras y seguí de frente. “¿Con quién andas?”, arremetí. Sentí coraje al no recibir respuesta y lamenté haberme dirigido hacia su persona. Ya iba a levantarme con la intención de irme a otro lugar, entonces reaccionó y las palabras que emitió me causaron risa; “Yo, yo Japón, yo Japón”.


Entonces comprendí porque no contestaba a mis preguntas.


Con su escaso vocabulario en español y apoyado por señales y palabras entrecortadas me comentó que tenía cinco años de haber salido de Japón, que pertenecía a los Cerveceros de Milwaukee y otras cosas inintelegibles. Dijo que al día siguiente le tocaba pitchear contra los Sultanes (los blanqueó 3-0), que su mejor amigo era Donald Cañedo y me invitó a que lo fuera a ver lanzar en su primera salida en la liga.


Lo irónico del caso es que nunca en la historia de la Liga Mexicana se había presentado un japonés, y yo, que nunca había platicado o cambiado impresiones con un pelotero profesional, tuve la “mala fortuna” de que me tocara el primero de ellos, entre casi 400 peloteros que integraban la liga.


Cuando me retiraba del evento Pepe Maiz hacía lo mismo. Sin conocerlo todavía, lo esperé para contarle la anécdota que acababa de sucederme, y ambos soltamos la carcajada. El nombre del japonesito; Kuny Ogawa.



Japoneses en la Liga Mexicana de Beisbol



0 vistas

© 2019 Salón de la Fama del Beisbol Mexicano

Todos los Derechos Reservados

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram
  • YouTube
  • Icono social de Spotify
  • Whatsapp