Uno de los récords más espectaculares de la Liga Mexicana LOS 46 JONRONES DE HÉCTOR ESPINO

Por Horacio Ibarra Alvarez / Historiador de Salón de la Fama del Beisbol Mexicano


Un día como hoy, 30 de julio, pero de 1964, Héctor Espino, el famoso Supermán de Chihuahua, disparó el jonrón 46, con lo cual impuso un récord en la Liga Mexicana de Beisbol.

Durante muchos años este fue uno de los récords más espectaculares del circuito veraniego. A pesar de la distancia (56 años), el gran récord del chihuahuense se mantiene vigente entre los jugadores mexicanos.

Desde aquella fecha inolvidable solo cuatro bateadores han logrado superar sus 46 cuadrangulares en una campaña, todos ellos norteamericanos. Tres zurdos y uno derecho. Estamos hablando de Nick Castañeda (San Luis), quien fue el primero que logró superarlo en 1986 con la pelota Comando XXXXX y en esa misma campaña Jack Pierce (León) hizo lo mismo, superando incluso a su compatriota. Castañeda tuvo 53 voladas de barda por 54 de Pierce, quien sigue ostentando esa marca que se antoja insuperable dado que las campañas son más cortas en la actualidad. Otro bateador que logró superar los 46 jonrones de Espino fue Ty Gainey, quien diera 47 en 1992 vistiendo el jersey del México. El año anterior, Chris Carter, integrante de los Acereros de Monclova disparó 49 pelotas para la calle superando al gran ídolo mexicano.


Todo un sultán El ahora inmortal del beisbol mexicano vestía el uniforme de los Sultanes de Monterrey en aquella inolvidable temporada, haciendo añicos el reciente récord de 39 jonrones impuesto el año anterior por el famoso Ronnie Camacho, quien jugaba para los Pericos de Puebla.

El Supermán de Chihuahua estaba apenas en su tercera temporada en el circuito veraniego, después de haber sido el Novato del Año en la campaña de 1962, compartiendo el liderato de carreras impulsadas con su compañero de equipo, el norteamericano Alonso Perry.

Espino disparó su inolvidable batazo en el parque del Seguro Social sobre un lanzamiento del zurdo Jesús Robles, integrante de los Tigres capitalinos. Nadie imaginaba en ese momento que el batazo de jonrón del famoso Niño Asesino se convertiría en uno de los récords más impactantes del circuito veraniego.

Los Sultanes derrotaron 7-3 a los felinos, destacando tres batazos de jonrón, entre ellos el del bambino. Espino disparó su jonrón en la cuarta entrada, Vinicio García conectó otro en la sexta y Julius Grant bateó uno más en el séptimo epidosio. Monterrey vino de atrás para conseguir el triunfo.

A 19 encuentros de ponerle fin a la temporada, el portentoso cañonero era líder de bateo, jonrones y carreras impulsadas y todo el mundo vaticinaba que iba a conseguir la triple corona, cosa que no pudo lograr al enrolarse con los Soles de Jacksonville en el final de la campaña.

Sus mejores clientes fueron Miguel Sotelo y Eliseo Garza de Puebla y Poza Rica, respectivamente, recibiendo cuatro batazos de vuelta entera. En abril bateó nueve jonrones, en mayo, 18; en junio, 7; y 12 en el mes de julio. En casa disparó 24, y 22 en gira, 40 fueron contra serpentineros derechos y seis sobre lanzadores zurdos, uno de ellos, ante Jesús Robles, quien pasó a la historia como el pitcher que recibiera el jonrón 46 del famoso Supermán de Chihuahua.




4 vistas

© 2019 Salón de la Fama del Beisbol Mexicano

Todos los Derechos Reservados

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram
  • YouTube
  • Icono social de Spotify
  • Whatsapp
  • Icono social LinkedIn