UN SANTUARIO

El Nicho de Inmortales es el corazón del Salón de la Fama. En este espacio están colocadas las placas de cristal con los rostros de los personajes entronizados y una síntesis biográfica con sus logros o hazañas realizadas, por las cuales fueron inmortalizados.

 

Más que un espacio físico, este es un santuario donde se honra la memoria de aquellos que fueron grandes sobre el diamante, en la oficina, con el micrófono o desde los palcos de prensa, de acuerdo a las actividades que desempeñaron en sus respectivas carreras.

Aquí se respira tranquilidad, quietud, pero es también el sitio donde se evocan los recuerdos inolvidables, donde afloran las añoranzas sobre los grandes personajes del beisbol, que con sus rostros impenetrables parecen emocionarse al escuchar sus historias de éxito.

 

El Nicho de los Inmortales es un espacio nostálgico, lleno de emociones, de vivencias, de recuerdos, donde todos los visitantes echan a andar su imaginación y vuelven a aparecer en su mente los ídolos de su infancia, de su juventud o de épocas recientes por sus grandes hazañas conseguidas sobre el diamante. 

© 2019 Salón de la Fama del Beisbol Mexicano

Todos los Derechos Reservados

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram
  • Whatsapp