HORACIO LÓPEZ DÍAZUN DIRECTIVO EXTRAORDINARIO


Cuando se habla de la Liga Mexicana del Pacífico, inmediatamente brota el nombre del C.P. Horacio López Díaz, quien ocupa un lugar preponderante en la historia de este circuito. López Díaz fue un personaje importante en el desarrollo de la liga invernal, en su estancia de 18 temporadas al frente de la misma.


El nativo de Hermosillo, Sonora, quien viera la luz el 2 de junio de 1931, comandó el circuito a partir de 1962-63 hasta 1980-81, con excepción de la temporada de 1967-68, cediendo la estafeta al Sr. Octavio Luebbert Seldner.


Durante su mandato la Liga fue conocida como Liga Invernal de Sonora, hasta 1964-65, posteriormente Liga Sonora-Sinaloa de 1965-66 a 1969-70 y a partir de 1970-71 se le conoce como Liga Mexicana del Pacífico.


Esto se debe precisamente a sus gestiones para que la liga invernal pudiera ser parte de la Confederación Profesional de Beisbol del Caribe y el equipo campeón de la liga de la costa tuviera oportunidad de participar en la Serie del Caribe, al lado de los equipos representativos de Venezuela, Puerto Rico y República Dominicana, que se había unido un año antes a la segunda etapa del Clásico del Caribe, quedando fuera de la competencia Cuba y Panamá, que habían sido parte de la primera etapa.


Haciendo un poco de remembranza, podemos decir que López Díaz nació en un hogar muy beisbolero, pues su padre fue don Francisco Viejo López, reconocido beisbolista de antaño.


Su pasión por el beisbol la mostró desde su juventud, jugando siempre la posición de catcher en la Universidad de Sonora. Al trasladarse a la ciudad de México para continuar sus estudios hasta lograr el título de Contador Público, siguió participando en su deporte preferido con el equipo Sonora, integrado por jóvenes de ese estado, el cual obtuvo cinco campeonatos consecutivos en el Distrito Federal y dos campeonatos nacionales.


Alternó su vida de profesionista con el impulso al beisbol en todos sus niveles y, dada su experiencia, honestidad y personalidad, fue llamado por los directivos de la Liga Invernal de Sonora, en 1962, para sustituir en el cargo de Presidente al señor Octavio Luebbert.


Muchos fueron los logros que obtuvo en ese cargo, destacando en forma especial las expansiones del circuito, así como la inclusión del Beisbol Mexicano en la Confederación del Caribe, de la que fue presidente en dos ocasiones, y posteriormente asesor; también colaboró para incorporar nuestro popular deporte a la Asociación Nacional de Ligas Profesionales de Beisbol de los Estados Unidos.


Siempre mantuvo una excelente relación con el Lic. Antonio Ramírez Muro, presidente de la Liga Mexicana de Beisbol y juntos caminaron, pensando siempre en el mejor desarrollo de ambos circuitos, sin alterarse.


El importante personaje fue electo al Salón de la Fama del Beisbol Mexicano en 1981.


Debido a problemas de salud, López Díaz bajó su ritmo en la aportación entusiasta por el desarrollo del Rey de los Deportes, falleciendo el 12 de agosto de 1992, en Hermosillo, Sonora.



3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo