JESÚS SOMMERS ¡EL REY DEL HIT!


Jesús Sommers, uno de los jugadores más importantes y de mayor renombre que han pasado por la Liga Mexicana de Beisbol y la Liga Mexicana del Pacífico, mostró siempre lo mejor de su persona en cualquiera de las actividades desempeñadas a través de su trayectoria.


Sommers, quien viera la luz el 11 de noviembre de 1949 en Guaymas, Sonora, jugó 27 temporadas en la Liga Mexicana de Beisbol con los equipos de Yucatán, Puebla, Aguascalientes, Tampico, Toluca, México, Tabasco, León, Torreón, Jalisco, Industriales, Aguila y Poza Rica.


Su nombre resplandece intensamente cuando se habla de imparables en la liga de verano, debido a que el sonorense ocupa el primer lugar de todos los tiempos con 3,004 batazos a la tierra de nadie. Pero eso no es todo en la historia beisbolera del voluntarioso jugador que participara durante 27 temporadas en 2,098 encuentros liderando al circuito mexicano en ambos aspectos.


Además de ser el rey del imparable de todos los tiempos, el reconocido sonorense debería ser llamado Míster Consistencia, debido a sus temporadas jugadas, sus juegos participados y sus turnos al bat, renglón en el cual también encabeza al circuito con 10,327 veces oficiales frente a la caja de bateadores.


Durante nueve temporadas bateó arriba de .300 y sus mejores temporadas fueron en 1984, 86 y 87 con los Bravos de León. En 1984 bateó para .327 con 27 cuadrangulares y 101 carreras impulsadas. En el 86 tuvo su mejor promedio con .356 milésimas con 18 jonrones y 86 producidas y al año siguiente bateó .351 con 29 vuelacercas y 114 producciones, la mejor cifra de su carrera.


Lógicamente, su consistencia y durabilidad sobre el terreno de juego le dieron oportunidad de integrarse entre los mejores elementos ofensivos de todos los tiempos, posicionándose en un sitio importante en algunos de ellos, como en el de carreras anotadas, en el cual, sus 1,455 anotaciones sólo son superadas por las cifras de otros siete elementos reconocidos como Roberto Vizcarra, Nelson Barrera, Héctor Espino, Alejandro Ortiz, Matías Carrillo, Luis Arredondo y Daniel Fernández.


Sus 488 dobles sólo fueron superados por los 496 de Ricardo Sáenz. Además, sus 241 cuadrangulares lo ubican en el lugar 19 de todos los tiempos y para darnos una idea de su enorme productividad, Sommers aparece en quinto lugar en carreras impulsadas con 1,534, sólo atrás de Matías Carrillo, Héctor Espino, Alejandro Ortiz y Nelson Barrera.


Sin ser un gran jonronero, el sonorense consiguió 11 temporadas con más de 10 cuadrangulares y en donde de plano no se midió fue en lo referente al récord de más temporadas conectando al menos 100 imparables, lo cual hizo en 19 ocasiones, sentando un precedente y nueve veces bateó arriba de .300.


Sommers, quien fuera enaltecido al Salón de la Fama del Beisbol Mexicano en el 2002, fue un pelotero agresivo, combativo, un guerrero en toda la extensión de la palabra, manifestando su entrega al cien por ciento en los diamantes que pisaba, que fueron muchos, dada su constante rotación de novenas.



Como antesalista no desmereció un ápice. Seguro con el guante, desenvolvimiento natural para deshacerse de la esférica y tiros efectivos a cualquiera de las bases le dieron un plus a su carrera de pelotero. En los últimos años de su carrera jugó la primera base e hizo labores de bateador designado.


El sonorense ha vivido para el beisbol, ya que después de retirarse, lo cual hizo con Poza Rica en 1996, él ha hecho labores de coach, ha sido manager, instructor y hasta gerente en varios equipos de pelota.


El nombre de Jesús Sommers estará en la boca de todos por siempre, no en balde es el máximo bateador de hits de todos los tiempos en la Liga Mexicana de Beisbol y eso lo mantiene aparte del total de peloteros que han jugado en nuestra pelota.


En el invierno jugó 25 temporadas con los equipos de Guaymas, Culiacán, Cd. Obregón, Guasave, Tijuana, Mazatlán, Los Mochis y Mexicali. Es séptimo lugar en hits con 1,073 y cuarto en dobles con 175.


Definitivamente, el nombre de Jesús Sommers ocupa un lugar preponderante en el beisbol mexicano, ya que sus 4,077 hits conectados (3,004-1,073) en las dos ligas más importantes de México sólo son superados por los 4,576 conseguidos por Héctor Espino (2,752-1,824) y esas son palabras mayores aquí y en cualquier parte del planeta.

97 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo