OSCAR RODRÍGUEZ UN IMPORTADO DE LUJO El nombre de Oscar Rodríguez sale a relucir inmediatamente


El nombre de Oscar Rodríguez sale a relucir inmediatamente cuando se habla de los mejores jugadores importados que han participado en la Liga Mexicana de Beisbol a lo largo de la historia.

El nativo de Cabo Rojo, Puerto Rico vio la primera luz el 28 de junio de 1931 y su ingreso al Salón de la Fama del Beisbol Mexicano fue en 1993.

Durante 13 temporadas figuró en la Liga Mexicana de Beisbol, vistiendo los uniformes de los equipos Tigres de México, Leones de Yucatán, Aguila de Veracruz, Tecolotes de Nuevo Laredo, Pericos de Puebla, donde tuvo los mejores años de su carrera y Broncos de Reynosa, equipo en el que se retiró.

El extraordinario beisbolista puertorriqueño era un pelotero versátil y bastante voluntarioso. Jugaba lo mismo la antesala que la receptoría, la inicial y algunas veces los jardines; siempre se mostró muy seguro en todas las posiciones y con el bate desforraba las pelotas que le pasaban por la zona de strike. Prueba de ello es que en nueve temporadas superó los .300 de porcentaje.


Fue parte de los equipos campeones de 1963 y 1969 jugando con Puebla y Reynosa, respectivamente.


Su mejor promedio a la ofensiva fue conseguido en la temporada de 1964 con los Pericos de Puebla, promediando .363 y tres años más tarde compiló .356 con el equipo de Reynosa.

Rodríguez disparó 1,808 imparables, de los cuales, 334 fueron dobles, 66 triples y 195 cuadrangulares, luciendo en todos los departamentos a la ofensiva. Además, anotó 1,011 carreras y produjo 995.


Derrochó talento con el bat, ya que el promedio global de su trayectoria quedó en .324 milésimas.

El puertorriqueño era elogiado por su talento y disponibilidad sobre el terreno de juego, que Leo Rodríguez viéndolo jugar, dijo: En mi opinión, Oscar Rodríguez es uno de los más extraordinarios bateadores que han venido a México.


El puertorriqueño demostró plenamente a los aficionados mexicanos la indiscutible calidad de pelota que se juega en su país. Con su participación le dio gran relevancia a nuestro beisbol.


En todos los parques donde se presentó dejó marcada constancia de su enorme calidad como beisbolista, cariño a la camiseta y gran profesionalismo sobre el terreno de juego.








10 visualizaciones0 comentarios