UN VERACRUZANO DE IMPACTOROBERTO BETO AVILA

Beto Avila hizo historia en las Grandes Ligas al convertirse en el primer bateador latinoamericano en conseguir el título de bateo, hazaña conseguida en 1954.

El formidable segunda base, quien naciera el 7 de junio de 1926, en el bello puerto de Veracruz y falleciera el 26 de octubre del 2004 en el mismo lugar, promedió .341 con los Indios de Cleveland para lograr la citada presea.

El veracruzano está clasificado como uno de los máximos exponentes que ha tenido el beisbol de México en las Ligas Mayores, después de haber conquistado el campeonato de bateo de la Liga Mexicana en 1947, con .346, vistiendo el uniforme de los Pericos de Puebla.

Su contrato fue adquirido en 1948 por los Indios de Cleveland, organización que lo asignó a su sucursal Baltimore, que entonces pertenecía a la Liga Internacional de Clase Triple “A”. Un año más tarde fue subido a Cleveland, para que ocupara el lugar que dejaba vacante una gran estrella: Joe "Flash" Gordon. Ávila se adueñó definitivamente de la posición en 1950.

Su inteligencia, su juego siempre agresivo y su firme determinación de establecerse en el mejor beisbol del mundo, lo llevaron a triunfar plenamente.


En las 11 temporadas que actuó en las Ligas Mayores, participó en 1,300 juegos, acumulando un porcentaje de bateo de .281, con 80 jonrones y 467 carreras producidas.

Deseoso de colgar los "spikes" jugando para sus compatriotas, regresó a la Liga Mexicana de Beisbol en 1960, con los Tigres, que ese año ganaron el gallardete.


En su última temporada en la pelota bateó .333 e implantó el récord de 125 carreras anotadas.

Beto Avila dejó estelas de bonanza en su paso por los distintos diamantes de beisbol organizado, ingresando al Salón de la Fama del Beisbol Mexicano en el año de 1971.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo